Enter your keyword

Historico del Municipio

Indiscutiblemente, la historia de Mexicaltzingo forma parte del complejo y continuo proceso evolutivo que, a través del tiempo, han sufrido los múltiples pueblos asentados en el rico y extenso Valle de Toluca. La ocupación de las fértiles tierras del Valle de Toluca se remonta hacia miles de años antes de nuestra era, pues entre los 2,500 y 1,000 la población ocupaba una pequeña porción territorial. Pero la mayor distribución poblacional se suscitó en el periodo que abarcó del 1,000 al 400 antes de nuestra era.

En Mexicaltzingo, existen evidencias de cerámica tipo teotihuacana, encontradas en Tecacaxtitla, zona arqueológica no explorada y que en la actualidad abarca las colonias Las Palmas  y La Loma. Otro sitio recién reconocido con evidencia arqueológica es El Calvario.

Un hecho que configuró de manera radical la situación imperante en todo el Valle de Toluca fue la conquista emprendida por los mexicas en el año de 1474. Desde tiempo atrás, el matlatzinco representaba una zona estratégica para tarascos y mexicas, pues ambas fuerzas políticas contemplaban la posibilidad de expandir sus dominios y llegar a someter zonas aledañas; sobretodo el señorío de Toluca, el más importante y codiciado.

También la necesidad de proveerse de diversos alimentos y materiales que no tenían a su alcance o dentro de su islote, fue una causa de carácter económico que impulso a los mexicas conquistar el Matlatzinco y otras regiones. A partir de entonces el ejército de la Triple Alianza empezó a controlar las poblaciones que a su paso encontraba.

Chiconahui ácatl (nueve caña) o 1475 del calendario occidental, es el año en que se fundó Mexicaltzingo con gente proveniente de un poblado cercano a Ixtapalapa. Mexicaltzingo no aparecía en los registros de tributos como una comunidad que tenía la categoría de altépetl (pueblo) con tlatoani (señor), como lo fueron Calimaya o Tepemaxalco; por la razón de que si eran localidades que servían como bastión de apoyo para los aztecas, no podían aparecer entre las comunidades matlatzincas con esa denominación.

El territorio del actual valle de Toluca o Provincia Matalcinga fue conquistado por los ejércitos hispanos entre abril de 1519 y 1521. En este último año Gonzalo de Sandoval encabezó la conquista definitiva del valle de Toluca al frente de 18 jinetes, 100 infantes españoles y 60 mil indios aliados. Las poblaciones de Tenango, Tlacotepec, Calimaya, Metepec y otros muchos fueron controlados. Sandoval realizó la conquista de una manera despiadada; fueron sometidos Toluca, Tenango, Tlacotepec, Tecaxic-Calixtlahuaca, Calimaya, Metepec y otros poblados matlatzincas y mexicas, incluido entre ellos Mexicaltzinco, donde se destruyó su teocalli.

Debido a la dispersión de la población a consecuencia de la destrucción de muchos pueblos, alrededor de 1527 algunos mexicaltzinguenses volvieron a reunirse en el pueblo que los españoles nombraron San Mateo y que los indígenas llamaban Xan Mateuhtzin Mexicaltzinco.

La población de Mexicaltzingo estaba constituida en su mayoría por gente de ascendencia mexica y posiblemente contaba con un gobierno propio desde tiempos prehispánicos. Mexicaltzingo se resistía a compartir territorio con diferente población y a ser gobernado por autoridades con las cuales no compartía ninguna afiliación étnica.

Desde inicios del siglo XVII la ruptura de relaciones entre la república de indios de Calimaya y sus pueblos sujetos fue evidente; ya que muchas poblaciones solicitaron su separación de ésta con la finalidad de unirse a otras y formar así una república independiente.

El Marqués de Montesclaros ordenó a Don Juan de Mendoza y Luna que Juan Ramírez de Escobar realizará “la congregación del pueblo de San Antonio Otompa, sujeto de Calimaya, de la encomienda de Don Juan Altamirano y que en él se poblasen los pueblos de Santa María Concepción, San Bartolomé, San Miguel Chapultepec, San Andrés y San Mateo Mexicaltzingo.

A merced de la ordenanza de Velasco, San Mateo Mexicaltzingo extendió sus límites al reconocer (mediante composición) las tierras de El Llano como parte de su fundo legal, que anteriormente pertenecían a la corona española.

Lorenzo Camacho Escamilla comenta que gran parte de la población de Mexicaltzingo deseaba incorporarse a las filas insurgentes. Esta situación fue analizada por Hidalgo y Allende quienes deciden únicamente aceptar a unos cuantos jóvenes decididos, entre ellos aquel individuo que se encargaba de tocar un pequeño tamborcillo en las fiestas de los santos patronos y para rimar la danza de los Moros y Cristianos.

La tradición oral en Mexicaltzingo cuenta que Vicente Guerrero después de una arriesgada travesía por el valle de Toluca, junto con Pedro Ascencio, pernoctó en la fiscalía de la parroquia de San Mateo pues Agustín de Iturbide lo perseguía. Enterado éste de lo sucedido, decidió colgar a los principales del pueblo en un árbol del atrio parroquial.

Fue hasta el 28 de julio de 1823 cuando el arzobispado de México decretó que la parroquia de Mexicaltzingo se erigía en vicaría de pie fijo.

Algunas autoridades auxiliares, como los tenientes, se nombraron en los pueblos dependientes, pequeños y que carecían de ayuntamiento. Para el caso de Mexicaltzingo, Paulino Olvera desempeño el cargo de teniente durante 1825.

El 15 de agosto de 1827 comenzaron las diligencias, encabezadas por el juez y licenciado Agustín Azoños, del deslinde de las tierras de Tenango, Tepemajalco, Calimaya, San Antonio la Isla, la Concepción y Mexicaltzingo. De esta manera se ratificó nuevamente la posesión legítima de Mexicaltzingo sobre El Llano, se le restituyeron las tierras del rancho San Cristobal (propiedad de los últimos condes) y además la mitad del cerro de Chapultepec, porción que el pueblo de San Miguel no logró acreditar como su propiedad.

Mariano Riva Palacio, después de retornar a la gubernatura estatal en 1869, firmó el 8 de octubre de ese año el decreto número 140 mediante el cual la legislatura del estado aprobó la erección de Mexicaltzingo en municipio.

Cristóbal Ignacio Tovar, indígena de espíritu noble, fue reelecto como alcalde municipal para el año de 1870. Desde entonces, las ceremonias de transmisión de poder se realizaron con más solemnidad, de modo similar cuando San Mateo Mexicaltzingo era república de indios, la autoridad saliente entregaba la vara de mando con empuñadura de plata a quién ocuparía el cargo.

La jefatura política de Tenango del Valle, mediante circular del 12 de junio de 1890, recomendó al ayuntamiento de Mexicaltzingo proceder a la división y reparto de los terrenos de El Llano entre todos los vecinos que tuvieran derecho a ello. El 25 de julio de ese año comenzó la medición del llano pastal siendo beneficiados 385 vecinos  y ante la oposición de los vecinos del pueblo de Chapultepec quienes entorpecían dicho trabajo. Este es el antecedente de la Sociedad Agrícola.

Prisciliano María Díaz González, abogado de Mexicaltzingo, apeló al Tribunal de Circuito de la ciudad de México quien sentenció no procedente la caución Judicatum Solvi, declarando como dueños legítimos de El Llano a los vecinos de Mexicaltzingo.

La inauguración de la vía del ferrocarril se realizó en 1897. En el año de 1899 el ferrocarril de Toluca a Tenango recorría un total de 24 km pasando por las poblaciones de Toluca, Metepec y Mexicaltzingo.

El transcurso de la revolución mexicana en Mexicaltzingo se suscitó manera poco significativa. El Ejército Libertador asentado en la región sur del estado mantuvo comunicación constante con el ayuntamiento de Mexicaltzingo, de quien se solicitaba la aprehensión de personas que se sublevaban y el abasto de alimento para el ejército y forraje para los animales.

El Ejército Constitucionalista buscaba cambios políticos y sociales. Derrotado el gobierno de Victoriano Huerta, la avanzada carrancista logró tomar algunas poblaciones del estado y en Mexicaltzingo destituyó al presidente municipal Mariano Urbina, quedando en el cargo de manera provisional el doctor Arturo Ruíz Estrada. El 14 de septiembre de 1914 se elige a Justo Pastor González como presidente municipal constitucional.

La reunión de diversos documentos permitió probar la propiedad legítima de Mexicaltzingo sobre las tierras del rancho de San Cristóbal. El 19 de agosto de 1915 Juan Urbina, en representación del ayuntamiento, acudió a la población de Tlaltizapan, Morelos, con la tarea de entrevistarse con el general Emiliano Zapata y exponerle la situación en que se encontraba la posesión del rancho. Ese mismo día, Zapata ordenó al presidente municipal de Chapultepec la devolución del rancho de San Cristobal al pueblo de San Mateo Mexicaltzingo.

La restitución legal y definitiva del rancho de San Cristóbal se realizó el día 29 de agosto de 1915 a cargo de un ingeniero designado por el Ministerio de Agricultura del gobierno convencionista.

Mediante la intervención de la Comisión Local Agraria del Estado de México, en febrero de 1919 se iniciaron los trabajos de dotación de tierras a los pueblos que carecían de ejidos o que no contaban con títulos de propiedad. El 14 de abril de 1919 el ayuntamiento de Mexicaltzingo envió un comunicado al presidente de la Comisión Nacional Agraria donde manifiesta el descontento por la composición del ejido del Chapultepec con tierras del Rancho San Cristóbal. El presidente Venustiano Carranza modificó la resolución relativa a la restitución del rancho a San Miguel Chapultepec considerando no procedente la dotación de éste a dicho pueblo; además de dejar abierta la posibilidad de que este asunto sean tratado por las autoridades judiciales. Hacia el mes de octubre se solicita que las tierras excedentes del rancho sean repartidas entre los vecinos de Mexicaltzingo.

En 1920 a instancias de Gabino Roldán y de Felipe Estrada se logró que las tierras del rancho de San Cristóbal se convirtieran en ejido, fraccionándose en 600 parcelas. El 22 de enero de 1926 el ayuntamiento renueva el convenio con la compañía “El Molino de la Unión S.A de C.V” para el suministro de luz incandescente.

En la década de los años 40 se emprendieron diversas campañas de alfabetización. En 1945, en el rancho San Cristóbal existían 15 personas que sabían leer y escribir, con un rango de edad de los 18 a los 64 años.

El establecimiento del Comité de Barrancas de Mexicaltzingo que contribuyó al mantenimiento y vigilancia del llano pastal o “Potrero” se instaló el día 14 de julio de 1955.

El ayuntamiento, la junta de mejoramiento cívico material, la sociedad de padres de familia de la escuela primaria y la Sociedad Agrícola y diversos habitantes del municipio, entre ellos Canuto Ramos Morelos y Macario Mata Del Pino García firmaron en 1967 el acuerdo por el que los antes mencionados ceden parte de sus terrenos para la construcción una la escuela primaria, a cambio de una indemnización justo sobre el valor de sus propiedades.

En el plan de trabajo del ayuntamiento 1970-1972 se contempló la construcción de los graneros del municipio mediante la iniciativa de CONASUPO, continuaron las gestiones necesarias para la construcción del rastro municipal. La introducción de servicios públicos como el agua y drenaje se introdujeron en la carretera a Santiago Tianguistenco en 1973.

En 1980 se aprobó la donación al Comité Municipal del DIF de un terreno de dos hectáreas para la construcción del parque infantil, la ampliación de la red de drenaje de las calles de Allende y 5 de Febrero con ayuda del ayuntamiento y cooperación de los vecinos.

La seguridad constituyó uno de los pilares esenciales del gobierno municipal, ya que en 1989 se inició la construcción del “Tecalli” mediante la gestión de la Dirección de Seguridad Pública y Tránsito del gobierno estatal. En este año comienza la construcción de la primera etapa de la escuela preparatoria.

Durante la época de los noventas, inicia la promoción de la identidad municipal a través de expo ferias artesanales y ganaderas. Se construyó la sala de quirófano en la clínica municipal, además del área de estacionamiento. De igual manera, la seguridad municipal se extendió a las colonias San Isidro y Mazachulco; se construyeron las guarniciones de las calles de Zapata, Benito Juárez, Francisco Villa y la apertura de la prolongación de la calle Francisco Javier Mina hacia Revolución.

En el año 2000, el Partido del Trabajo ganó las elecciones con un total de 1.030 votos para la renovación del ayuntamiento para el trienio 2000-2003. se modificó el Plan de Centro de Población Estratégico de Mexicaltzingo, documento que contempló el diagnóstico físico, demográfico, socioeconómico del municipio, además de rubros como la infraestructura en el transporte, vialidades, servicios públicos, regularización de la tenencia de la tierra, asentamientos irregulares y la delimitación de las zonas urbanas y áreas urbanizables y no urbanizables.

 

El rubro de obras públicas también incluyo la introducción de agua potable en las privadas de Cuauhtémoc, Francisco Villa y la colonia San Isidro; la urbanización de la prolongación de la avenida Narciso Mendoza y la rehabilitación de las banquetas, la construcción del boulevard en la cabecera municipal y el alumbrado de las vialidades Toluca-Tenango y Mexicaltzingo-Tianguistenco-Xalatlaco.

En el aspecto cultural, en octubre de 2003 se organizó la primera edición del festival cultural “Vientos de Octubre”, en el mes de noviembre la Casa de Cultura convocó al primer concurso de fotografía antigua de Mexicaltzingo, con el fin de consolidar la identidad de los vecinos de Mexicaltzingo.

En 2007 el ayuntamiento en coordinación con la Sociedad Agrícola “Prisciliano María Díaz González” y el Comisariado Ejidal iniciaron los trabajos de la primera etapa de la rehabilitación de la Unidad Deportiva Municipal “Cuauhtémoc”.

Nuevamente, en el año 2009 un proyecto de oposición política ganó las elecciones para la renovación del ayuntamiento. La alianza de los partidos Convergencia y Partido Acción Nacional encabezan el trienio 2009-2012.

De manera especial, se debe mencionar la destacada participación de la danza “Los Doce Pares de Francia” o “Moros” en el Primer Congreso Internacional de Moros y Cristianos en Ontinyent Valencia, España en el mes de julio.